Son las flores, sus grandes reservas de agua, su oferta gastronómica, cultural y su gente las que hacen de esta región del país un paraíso soñado, un lugar dispuesto para todos los colombianos.
  • Oriente - Marinilla